Dos agentes con la droga hallada tras registrar la vivienda. | Guardia Civil

7

Los compañeros de piso eran centenares de plantas de marihuana. La Guardia Civil ha detenido a dos hombres en el Arenal, de nacionalidad española y 44 y 31 años, tras hallar una importante plantación de ‘maría’ repartida en varias habitaciones del inmueble. Para el correcto mantenimiento de la droga tenían una instalación en las estancia que habían conectado a la red eléctrica de manera ilegal.

A uno de ellos, al de mayor edad, se le acusa de un presunto delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico y a su compañero por tráfico de drogas. Este último era el encargado de hacer llega a la ‘calle’ la marihuana que había preparado el otro varón tanto esmero.

Investigación
La investigación la inició semanas atrás la Benemérita de Llucmajor. Varios vecinos de la zona habían denunciado que en un piso del Arenal se traficaba con droga. No veían normal las idas y venidas de tanta gente a cualquier hora del día y, además, en según que momento de la jornada de. No se equivocaban.

Con la orden de registro dictada por el juzgado en la mano, varios agentes de la Guardia Civil entraron al inmueble sospechoso. Allí se toparon con una importante cantidad de marihuana en varias habitaciones. Cada una de las plantaciones contaba con una instalación eléctrica adecuada para el cultivo en interior. Dicho montaje se encontraba conectado de manera ilegal a la red eléctrica.

En total, los agentes requisaron más de 400 plantas de marihuana distribuidas en 150 macetas en un avanzado estado de floración y unas 300 secas, que arrojaron un peso de 55 kilos.

Uno de los arrestados era el inquilino del piso, y el encargado de la correcta conservación de la plantación, mientras que el otro se ocupaba de vender la droga. La Guardia Civil informó este jueves en una nota de prensa que la investigación sigue abierta y que no se descartan nuevas detenciones.