Algunos familiares de los agresores han empezado a increpar al personal de un hotel cercano y a vecinos de la zona. | Youtube Última Hora

42

La agresión a dos agentes de Polícia Local de Capedepera, y la posterior identificación de los agresores, ha desencadenado algunos momentos de alta tensión en Cala Rajada. Varios familiares de los agresores, miembros de un conflictivo clan gitano de la zona, han empezado a increpar a algunos vecinos y al personal de un hotel cercano.

En las imágenes se puede observar cómo algunos familiares del clan intentan acercarse a la entrada del hotel mientras la policía toma declaración a una de las recepcionistas. Desde uno de los balcones, varias personas realizan gestos obscenos y profieren insultos hacía la trabajadora y a otros vecinos que se agolpan en la recepción.

Los agentes de policía agredidos acudieron al lugar después que desde el hotel, muy conocido en la zona, se diera el aviso de que una familia muy numerosa estaba montando una macrofiesta generando mucho ruido y molestando a los usuarios del complejo hotelero y vecinos de la zona.

Poco antes de la agresión, uno de los cabecillas del clan ya había amenazado de muerte al personal laboral del complejo, llegando a propinar golpes contra las cristaleras de la recepción del hotel.

Noticias relacionadas

Fuentes policiales han confirmado a Última Hora que se trata de una familia muy conflictiva de la zona. En los últimos años se ha registrado un notable aumento de tráfico de droga y delincuencia en el barrio.