Bombers de Palma sofocando el fuego.

7

De vuelta a las andadas. Agentes de la Policía Nacional han detenido, una vez más, a un hombre de 32 años y nacionalidad marroquí por incendiar un coche en la barriada de Pere Garau. El pirómano está acusado de un presunto autor de un delito de daños.

Los hechos han ocurrido sobre las 03:30 horas de este lunes en la barriada de Pere Garau de Palma. Una patrulla policial estaba realizando labores de prevención de la delincuencia en vehículo camuflado cuando, de repente, observaron a un individuo que se alejaba de unos vehículos estacionados, a paso acelerado y huyendo del lugar a la carrera al percatarse de la presencia del vehículo de los agentes.

Los funcionarios policiales consiguieron darle alcance a los pocos metros comprobando que el ahora detenido tenía un mechero entre sus pertenencias en el momento de su identificación. Mientras se estaba realizando el cacheo del sospechoso los policías se percataron de que uno de los vehículos de la zona estaba ardiendo. Tras pasar los datos de filiación por la base del 091 la central policial confirmó que se trataba de la misma persona que días anteriores había sido detenido por un delito de incendio provocado.

Tras solicitar la presencia de los equipos de extinción, los Bombers de Palma se personaron en el lugar y sofocaron las llamas.

Concretamente, el varón había sido arrestado el pasado día 23 por haber provocado dos incendios en la casa okupa de la calle Reyes Católicos donde vivía junto a otras personas.