Los bomberos atienden al conductor que provocó el accidente. | Redacción Sucesos

7

«Te quiero pedir disculpas». Un hombre que provocó dos accidentes cuando circulaba bebido y drogado pidió perdón ayer en el pasillo de los juzgados de Palma al chófer de la EMT al que embistió. El conductor se declaró culpable de dos delitos de lesiones por imprudencia grave y aceptó una condena de cinco meses de cárcel y la retirada del carné de conducir durante tres años.

El acusado, español de 37 años, indemnizará al copiloto del coche, que se fracturó la rodilla izquierda, con 22.000 euros por las lesiones y secuelas. Al hombre que resultó herido en uno de los siniestros le pagará 287 euros.

Los hechos tuvieron lugar el 24 de febrero de 2018. El acusado conducía un Honda Civic a gran velocidad después de haber consumido abundantes bebidas alcohólicas y cocaína. Alrededor de las 19.00 horas, en la rotonda de la carretera Ma-15, en el cruce con la calle Can Nofre Serra, invadió el carril exterior y colisionó con un Hyundai Accent que circulaba correctamente. El impacto hizo que alcanzara a un Peugeot 307 que estaba en un ceda el paso. El acusado se fue del lugar.

Más tarde, sobre las 22.00, en el Camí Vell de Llucmajor, cerca de Mercapalma, perdió el control del vehículo y chocó con un autobús de la EMT que salía de sus cocheras y sufrió desperfectos.

Los acompañantes del enjuiciado resultaron con heridas graves. Uno de ellos sufrió las roturas del fémur izquierdo, de la pelvis y del diafragma. El otro se fracturó la rodilla izquierda.