Fue un choque frontal de gran impacto motivado por la invasión del carril izquierdo por parte del vehículo a la fuga. | Gemma Andreu

12

Un joven de nacionalidad brasileña y de 22 años, que huía en un Ford Fiesta de un accidente en la Costa de ses Voltes de Maó, se llevó por delante la vida de otro joven de Ciutadella, nacido en el año 84, y dejó herida a la pareja de este, de 29 años y embarazada de siete meses, que viajaba con él en un Chevrolet Kalos.

El suceso se produjo a las 15.15 h en el kilómetro 2.2 de la carretera general, a la altura de la entrada al Polígono Industrial de Maó desde la carretera general, en la curva de Sa Dragonera. Fue un choque frontal y como consecuencia del violento impacto falleció prácticamente en el acto el conductor que viajaba en el Chevrolet.

El choque mortal fue provocado por un conductor que huía de otro accidente en Maó
El conductor que provocó el accidente había chocado antes contra un coche aparcado en la Costa de ses Voltes

La rápida intervención del 061, que acudió de inmediato con una Unidad de Soporte Vital Avanzado y otra de Soporte Vital Básico, y de la Guardia Civil no bastó para salvar su vida.

La joven gestante fue trasladada a la UCI del Hospital Mateu Orfila con politraumatismos. A última hora de la tarde se hallaba en situación estable y su pronóstico no era grave, por lo que se había descartado el traslado al hospital de Son Espases.

Los servicios hospitalarios del hospital menorquín no ofrecieron más información, por lo que a última hora del día no se precisó si el feto se había salvado.

Noticias relacionadas

El joven brasileño también ingresó en el Mateu Orfila con policontusiones y pasará 24 horas en observación en urgencias. Su estado tampoco es grave y es probable que sea dado de alta después de ese plazo.

Según fuentes policiales, el joven que desencadenó el choque mortal había provocado minutos antes otro accidente en la Costa de ses Voltes de Maó. En una curva golpeó otro automóvil que estaba aparcado y lo desplazó encima de la acera.

A partir de ese momento comenzó la huida de ese punto por el puerto, que era la única vía posible, hasta alcanzar la carretera general y conducir en dirección Ciutadella.

Una vez iniciada la escapada, ya en la carretera general, habría sufrido un roce sin mayores consecuencias con una furgoneta, que no le impidió continuar. Más adelante invadió el carril contrario en la curva de Sa Dragonera, por donde circulaba en ese momento en dirección Maó el vehículo de la pareja que procedía de Ciutadella. Según la hipótesis más probable del accidente que baraja la investigación de la Guardia Civil, la elevada velocidad del Ford Fiesta agravó la violencia del impacto.

Solo una imprudencia de gran calibre puede explicar el siniestro sufrido, ya que tanto las condiciones de la carretera como la meteorología de la jornada eran buenas para la circulación.

Según información de la investigación, el conductor que provocó el accidente tenía antecedentes policiales. Ahora se intenta averiguar si este sábado circulaba bajo los efectos del alcohol o estupefacientes.