Los detenidos por las vejaciones han pasado a disposición judicial. | Alejandro Sepúlveda

0

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Baleares (Cermi Baleares) ha mostrado este miércoles su «total repulsa y condena» a la agresión sufrida por una persona con discapacidad en Manacor.

La entidad ha condenado el secuestro de una persona con discapacidad por supuestamente siete personas, que le cosieron los dedos de las pies, le pusieron pegamento en la boca y le tatuaron dos penes en la cara. Se trata de un acto, han considerado, «denunciable».

Noticias relacionadas

En este sentido, el presidente de Cermi Baleares, Jesús María Luna, ha manifestado que esto supone «un acto totalmente denunciable» y que «es necesario terminar con la violencia y la discriminación a las personas con discapacidad.