Los agentes comprobaron que el hombre tenía más fotos de menores. | Redacción Sucesos

8

Un hombre de nacionalidad alemana aceptó este martes en un juzgado de lo Penal de Palma ser expulsado del país durante un período de tiempo de diez años tras admitir que grabó por debajo de la falda a una menor dentro de un centro comercial de Ciutat en septiembre de 2019. Asimismo deberá abonar una multa de 4.860 euros e indemnizar a la perjudicada.

El acusado, de 51 años, se declaró culpable a través de videoconferencia de un delito contra la intimidad. Inicialmente fue condenado a dos años y medio de prisión, que conmutó por la prohibición de regresar a España durante diez años, ya que actualmente se encuentra en su país natal.

Testigo

Los hechos se remontan a las 15.30 horas del 11 de septiembre de 2019. El procesado se acercó a la joven, que se encontraba con una familiar en el establecimiento comercial, y extendió el brazo con su móvil en la mano. El objetivo era grabar por debajo de la falda a la menor, que no se percató de lo ocurrido. Sí lo hizo un vigilante, sorprendido por la extraña actitud del hombre. Avisó a la policía, que lo arrestó en el mismo lugar. Estuvo privado de libertad dos días. En el momento de la detención, el germano le comentó a los agentes que era un youtuber y que tenía un canal donde subía los vídeos. Mostró de manera espontánea su móvil a los policías, que pudieron observar que almacenaba una importante cantidad de grabaciones y fotos de bustos y glúteos de mujeres sin identificar.

Además de la pena de expulsión de España por un plazo de diez años, el imputado deberá hacer frente a una multa de 4.860 euros y de indemnizar a la joven en 1.000 euros por los daños morales. Inicialmente la Fiscalía solicitaba para el varón una pena de cuatro años de prisión.

Dispositivos requisados al imputado. Foto:s CNP