Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional durante un operativo en Palma. | Alejandro Sepúlveda

5

Un hombre ha sido condenado a cuatro meses de cárcel por patear a un agente de la Policía Nacional tras una intervención en Palma. El acusado, de origen salvadoreño, no ingresará en prisión con la condición de que se someta a un tratamiento de deshabituación de bebidas alcohólicas.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 0.05 horas del 13 de noviembre de 2019. El hombre, en el curso de una intervención policial, cuando los agentes le pidieron explicaciones, empujó a uno de los policías mientras le gritaba: «No me toques los huevos».

El resto de funcionarios policiales acudieron a ayudar a su compañero y el investigado propinó varias patadas a uno de los agentes. El agresor, finalmente, fue reducido y detenido.

El hombre fue trasladado hasta el hospital Son Espases de Palma, donde se volvió a enfrentar a los policías que lo custodiaban: «Cuando os vea por la calle os voy a matar, voy a por vuestras familias, hijos de puta». A uno de los agentes le espetó: «Se te va a apagar la luz, voy a ser tu sombra, voy a por tu familia».

A consecuencia de la agresión, el agente perjudicado sufrió contusiones en el antebrazo izquierdo y en la pierna izquierda que requirieron cinco días de curación. El procesado, antes del juicio, consignó 150 euros en concepto de responsabilidad civil.

El agresor se encontraba bebido cuando atacó al agente de la Policía Nacional en Palma. La jueza titular de lo Penal número 6 de Palma acordó la suspensión de la pena de cuatro meses de prisión con una condición: el hombre deberá someterse a un tratamiento de deshabituación de bebidas alcohólicas. La magistrada tuvo en cuenta la circunstancia atenuante de reparación del daño después de que el acusado indemnizará al policía herido y la de toxifrenia, ya que el hombre actuó en estado de embriaguez. El acusado asumió en el juicio una condena de cuatro meses de cárcel por un delito de atentado y multas que ascienden a 180 euros por un delito leve de lesiones y otro de amenazas.

La abogada defensora del investigado llegó a un acuerdo con la Fiscalía en el juicio celebrado en una sala del juzgado de lo Penal número 6 de Palma. El hombre confesó que la noche del 13 de noviembre de 2019 propinó varias patadas a un policía y después, en el hospital Son Espases, amenazó a otro de los agentes que lo custodiaba.