La Policía Local de Calvià interceptó al conductor poco después del incidente.

2

Un hombre ha sido condenado al pago de una multa de 540 euros por conducir ebrio, colisionar con tres vehículos que estaban estacionados en la calle y darse a la fuga de la Policía Local de Calvià. Todo ello ocurrió la madrugada del 18 de junio de 2019 en Magaluf.

El acusado admitió los hechos en un juzgado de lo Penal de Palma y se declaró culpable de un delito contra la seguridad vial. Al procesado, español de 33 años, también se le retira el carnet de conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un año y medio.

El incidente se remonta a las 2.20 horas. El procesado conducía el coche de un amigo por la calle Lope de Vega de Magaluf. Esa noche había bebido bastante. Por ello en esa misma vía perdió el control del vehículo y colisionó con tres coches que se encontraban allí estacionados, provocándoles varios desperfectos.

El imputado, lejos de dar parte de lo ocurrido, se dio a la fuga. Pero su intención se vino abajo, ya que momentos después fue interceptado por una dotación de la Policía Local de Calvià en la calle Miguel de los Santos Oliver, en Palmanova. Fue sometido a la prueba de alcoholemia y arrojó un resultado positivo de 0,70 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado, casi el triple de lo permitido.

Tras un acuerdo de conformidad entre las partes antes de la celebración de la vista, la juez dictó sentencia ‘in voce’ en el mismo acto.