Un juzgado de Vía Alemania acogerá el juicio contra el agresor. | Alejandro Sepúlveda

2

Un joven quiso emular en una discoteca de Palma el cabezazo que Zinedine Zidane dio a Marco Materazzi en la final del Mundial que ganó Italia a Francia en 2006. Al actual entrenador del Real Madrid le costó la roja directa en su último partido como jugador profesional y al acusado su agresión le puede hacer entrar en la cárcel. La Fiscalía pide una condena de dos años de prisión y que indemnice a la víctima con 5.500 euros por las lesiones y secuelas.

Los hechos que se juzgarán próximamente en Vía Alemania tuvieron lugar en la discoteca Decápolis, situada en el Camí de Jesús, sobre las 4.30 horas del 9 de noviembre de 2019. El acusado, de 31 años, se encontraba en el interior del establecimiento y por causas que se desconocen propinó un cabezazo al perjudicado. Agentes de la Policía Nacional se desplazaron hasta el lugar y detuvieron al joven.

La víctima precisó seis puntos de sutura en la herida y 10 días de curación. El ministerio público considera al agresor autor de un delito de lesiones y reclama una condena de dos años de prisión.