Imagen de archivo de una ambulancia atendiendo a turistas en Magaluf. | Michel's

8

Un joven francés que se encontraba de vacaciones en Magaluf ha sido condenado por un juzgado de lo Penal de Palma al pago de una multa de 630 euros tras reconocer que agredió a dos sanitarios la madrugada del 27 de julio de 2019.

El acusado, a través de videoconferencia, se declaró culpable de un delito de atentado y dos leves de lesiones y además de la multa tendrá que indemnizar a los dos perjudicados, que sufrieron el ataque tras acudir a atenderle después de haber sufrido un coma etílico.

Inconsciente

El suceso tuvo lugar la madrugada del 27 de julio de 2019. Los técnicos sanitarios recibieron una llamada avisando de que había un chico inconsciente en plena calle en Magaluf. Al llegar se encontraron con el joven en el suelo y no respondía a los estímulos. Ante esa situación decidieron subirlo a la ambulancia y trasladarlo a Son Espases.

Ya en el trayecto, el turista logró recuperar la consciencia. Hizo ademán de vomitar y la sanitaria que se encontraba con él le intentó acercar una bolsa. Y en ese momento el joven respondió de la peor manera posible. Quitó el brazo de la mujer y la golpeó en el cuello. La sanitaria advirtió a su compañero, que estaba conduciendo la ambulancia, de lo que había pasado. Este paró el vehículo y acudió decidido a ayudar a la fémina. Pero esto no solucionó ni mucho menos el problema generado en el interior de la ambulancia.

El imputado propinó un puñetazo en el pecho al sanitario y acto seguido la emprendió a golpes con los dos, todo ello en el interior. Los sanitarios pidieron auxilio al centro de coordinación. Poco después llegaron agentes de la Policía Local de Calvià, que acabaron deteniendo al turista galo.

La Fiscalía solicitaba un año y medio de prisión

Inicialmente, la Fiscalía solicitaba para el imputado un año y medio de prisión. Tras un acuerdo de conformidad entre las partes, la pena quedó fijada en una multa de 630 euros. Además de dicha cantidad, tendrá también que indemnizar a los dos técnicos sanitarios por las lesiones sufridas.