El hombre fue detenido por agentes de la Policía Nacional. | Alejandro Sepúlveda

Un hombre ha sido condenado al pago de una multa de 540 euros por saltarse el confinamiento en Palma dos veces en apenas hora y media la tarde del pasado 25 abril. El acusado se declaró culpable de un delito de desobediencia en una sala de lo Penal de Vía Alemania y aceptó la pena impuesta.

Los hechos se remontan a las 16.15 horas del 25 de abril del pasado año. El procesado fue interceptado sin causa justificado por la Policía Nacional a bordo de una moto en la calle Indalecio Prieto de la capital balear. Los agentes le instaron a que se fuera a casa ya que lo que estaba haciendo no estaba permitido. Y lejos de hacer caso a la autoridad, los mismos policías se toparon de nuevo con él, hora y media más tarde, en la calle Francesc Julià.

Los funcionarios comprobaron que el acusado ya había sido objeto de acta de infracción por los mismos hechos el 22 de marzo y el 12 de abril, por lo que fue detenido y privado de libertad durante dos días.

Tras un acuerdo entre las partes antes de la vista, la pena para el acusado quedó fijada en una multa de 540 euros y la juez de lo Penal número 7 de Palma dictó sentencia ‘in voce’ en el mismo acto.