La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma juzgará el lunes al presunto autor del delito de apropiación indebida, administración desleal y falsedad en la relación comercial con una empresa alemana. | Redacción Sucesos

3

La Fiscalía solicita una pena de 8 años de prisión para un hombre acusado de apropiarse de 356.889 euros que desvió de las cuentas de una empresa alemana a las que tenía acceso y que indemnice a la sociedad perjudicada con 413.721 euros.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma juzgará el lunes al presunto autor del delito de apropiación indebida, administración desleal y falsedad en la relación comercial con una empresa alemana dedicada a la gestión de pagos de tarjetas de créditos para comercios en internet.

En su escrito de acusación, la Fiscalía sostiene que en septiembre de 2010 el acusado, entonces administrador y socio único de una empresa española, transmitió por escritura el 51 % del capital social a una entidad alemana que le otorgó poder administrativo.

Tras la compraventa, la sociedad alemana concedió un préstamo de 40.000 euros para dar liquidez a la empresa del acusado, una dotación que debía ser devuelta, como máximo, en abril de 2011.

La empresa alemana se encargaba de la gestión de la contabilidad y la emisión de facturas que debía abonar el procesado a través de seis cuentas bancarias que tenía a su disposición, las cuales, en el momento que tenía que devolver el préstamo inicial, sumaban un saldo total de 314.530 euros.

Entre abril y mayo de 2011, se producieron desavenencias entre el acusado y la entidad alemana, por lo que el procesado dejó de abonar siete facturas por 26.832 euros, unos pagos que la empresa volvió a reclamar un año y medio después del conflicto.

En enero de 2013, la sociedad alemana nombró a un nuevo administrador único que, una vez analizó las cuentas bancarias, detectó que el acusado había hecho sucesivas transferencias a su cuenta personal por un importe total de 212.274 euros desde que se produjo la disconformidad.

También habría transferido 144.615 euros a la cuenta de una empresa náutica de la que es el único titular.

Además de la pena de prisión y el pago de las indemnizaciones, la Fiscalía solicita que el procesado costee unas multas por los tres delitos que en total sumarían 21.720 euros.