Este es el supermercado donde se produjeron los hechos. | Alejandro Sepúlveda

41

Atraco a punta de pistola en un supermercado de Son Rapinya. Agentes del Grupo de Atracos del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a un hombre, identificado como A.L.R., de 33 años de edad y nacionalidad española, acusado de perpetrar el asalto de un establecimiento y encañonar a una decena de empleados que estaban realizando inventario en ese momento.

Los hechos tuvieron lugar este lunes, a las 22.30 horas, en un supermercado ubicado en el Camí de Son Rapinya número 33 de Palma. En ese momento, la barrera del local estaba medio abierta porque los trabajadores estaban en su interior finalizando de contabilizar los productos.

En ese instante, el ahora detenido accedió al interior del supermercado -pistola en mano- gritando y encañonando a los empleados. El personal comenzó a salir corriendo y se refugiaron en diferentes zonas del recinto comercial. Dos chicas se escondieron en la oficina, lugar donde se refugiaron tras unas cristaleras. El ladrón, que estaba totalmente fuera de sí, comenzó a propinar golpes con la culata de la pistola a los cristales hasta que los fracturó. De forma simultánea, también comenzó a propinar patadas contra las puertas hasta que consiguió entrar en la oficina. Una vez allí dentro, le exigió a la dependientas que les entregara sus teléfonos móviles y el dinero de la caja fuerte.

Las mujeres le entregaron sus teléfonos pero no pudieron abrir la caja. Acto seguido, el ladrón abandonó el local de forma apresurada.

Atraco en un supermercado de Palma a punto de pistola

Los trabajadores, unos instantes antes, habían accionado el sistema de alarma de atracos y la Policía Nacional ya estaba en camino. En cuestión de segundos, varias patrullas se personaron en la zona localizando a un hombre agazapado entre dos coches. Tras proceder a su detención, le incautaron una parte del arma utilizada (cañón y tambor) y dos de los móviles de las trabajadoras.

El ladrón está acusado de un presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación.

Los agentes del Grupo de Atracos de la Policía Nacional están revisando las cámaras del local y el sujeto será puesto a disposición judicial esta tarde.