Varios taxistas de Palma contrataron los servicios y sus vehículos nunca estuvieron asegurados. | Ultima Hora

3

Un hombre ha sido condenado este lunes a 21 meses de prisión y al pago de una multa de 1.080 euros por comercializar falsas pólizas de seguros y estafar a varios taxistas de Palma. El acusado ha reconocido los hechos y ha aceptado la pena, a la que se ha llegado tras un acuerdo de conformidad entre las partes.

Los hechos se remontan noviembre de 2018. El imputado contactó con el representante de una asociación de taxistas de la capital balear identificándose como gerente y mediador de una empresa de seguros y le ofreció asegurar los vehículos afiliados a través de un acuerdo comercial.

Un total de seis taxis contrataron el seguro en febrero de 2019 por un importe total de 3.500 euros. El imputado envió toda la documentación necesaria para que pareciera que efectivamente se habían contratado esos servicios. Los perjudicados se dieron cuenta de que los vehículos carecían de ningún tipo de seguro. Finalmente los propietarios tuvieron que suscribir otros documentos con otra aseguradora y denunciaron los hechos. El nuevo seguro fue facilitado por el propio acusado y a día de hoy los vehículos mantienen dichas pólizas.

El imputado, defendido por el letrado Marc Torres, tendrá, además de la pena de cárcel y la multa, que indemnizar a las víctimas con 3.500 euros. El hombre no entrará en prisión al quedar suspendida la condena por un plazo de dos años, con la obligación de no volver a delinquir en dicho periodo y al abono de la responsabilidad civil en siete días. Inicialmente la Fiscalía pedía para el acusado dos años y medio de privación de libertad.