36

Los efectos de la borrasca 'Hortense' en Mallorca se han hecho visibles durante toda la mañana de este viernes. Las fuertes rachas de viento, que en puntos de la Serra de Tramuntana como el Puig d'Alfàbia son especialmente virulentos y han superado ampliamente los 120 km/h., han provocado la caída de varios árboles y objetos en distintos puntos de la Isla. Según el servicio de emergencias del 112 se han registrado 360 incidentes, la mayoría en Palma (146), Llucmajor (64), Calvià (35), Manacor (22) y Felanitx (15). Por este motivo los servicios de emergencias están totalmente colapsados a primera hora de la tarde, con cientos de llamadas de ciudadanos comunicando incidencias.

Los registros comunicados son excepcionales. En concreto, las estaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) han registrado el paso de una línea de tormentas sobre el mediodía con vientos de 130 km/h. en Son Sant Joan y 144 en la serra d'Alfàbia.

Ante esta situación el Ajuntament de Palma ha decidido cerrar s'Hort del Rei, Bellver y el Passeig Sagrera. Además, Cort ha comunicado el cierre provisional de todos los parques de Palma, a causa de los fuertes golpes de viento y de la alerta naranja prevista por las autoridades.

En la capital balear, hasta el mediodía, constan la caída de hasta siete palmeras en Passeig Marítim, Can Pastilla y plaza de la Reina, así como la caída de cascotes en la calle Pere Dezcallar, que en este caso se han precipitado sobre un coche estacionado. La Policía Local ha acordonado la zona y se han desplazado los Bombers de Palma.

Además fuentes de Cort han informado de la caída de un pináculo de la Església de Santa Eulària.

La caída de varios árboles se ha repetido en el Parc Bit y en la salida de Can Pastilla de la autopista, lo que ha provocado algunas retenciones, aunque los trabajadores municipales se han esforzado en recuperar la normalidad lo antes posible. Además, algunos pinos han caído en el bosque del castell de Bellver.

Noticias relacionadas

Los hechos no han quedado circunscritos a la capital. De hecho un coche ha quedado dañado en Cala Millor según han reportado testigos presenciales. Otras personas han reportado daños diversos en las zonas de Manacor y Son Servera.

Foto: Cala Millor 7.

Mientras tanto, en El Toro (Calvià) se ha informado de la caída de tejas, toldos y macetas por el vendaval, provocando daños y cortes de calles. Además algunas embarcaciones que estaban siendo reparadas en el dique seco del Club Náutico del Arenal, en Llucmajor, han quedado dañadas.

Desafortunadamente la caída de árboles y objetos ha causado daños personales. Una mujer ha sufrido un aparatoso corte en la cabeza al resultar herida por un objeto desprendido de un autolavado en Camí dels Reis. Su estado es grave.

El momento álgido de la tromba de agua y fuertes vientos se ha producido coincidiendo con la manifestación motorizada que algunos sectores de la restauración habían convocado en una zona de la capital balear especialmente azotada por los golpes del viento, para protestar por su situación en el contexto de pandemia en Baleares.

Uno de los puntos que más preocupan es la situación del tráfico marítimo, dada la alerta por fenómenos adversos y fuerte viento que desde primera hora azota las Islas, que desde primera hora ha provocado el cierre del puerto de la Savina en Formentera.

En las redes sociales se han publicado numerosos vídeos que han plasmado la fuerza de la tormenta, no solo en Palma sino también en otros puntos de la Isla, como Marratxí o Sant Llorenç.