La Policía Nacional se hizo cargo de la investigación por abusos sexuales. ´ | Alejandro Sepúlveda

20

Un juzgado de Palma ha puesto una orden de alejamiento de todos los centros de fisioterapia de Mallorca a un joven investigado por acoso sexual a mujeres fisioterapeutas.

La titular del juzgado de Instrucción número 4 le prohíbe también comunicarse con cualquier establecimiento durante el tiempo que dure la investigación.

La Policía Nacional investiga al acusado, de origen magrebí, por acosar a mujeres fisioterapeutas de la Isla, a las que exige de malas maneras dos horas de tratamiento con fines sexuales. Los agentes han recibido al menos una decena de denuncias contra el sospechoso, que reside en Inca. El Colegio de Fisioterapeutas se ha personado como acusación particular en esta causa, que todavía continúa abierta.

Los hechos que se investigan se remontan a finales de abril de 2020. España se encontraba en estado de alarma, pero algunos fisioterapeutas, que formaban parte de las actividades consideradas como esenciales, seguían trabajando. El joven, según fuentes policiales, llamaba continuamente a los centros para pedir dos horas de tratamiento con una condición: que la sesión se la diera una mujer o dos. La mayoría de las profesionales se sorprendían ante la petición del chico y le informaban de que iba a ser atendido por un hombre, lo que le causaba irritación y las insultaba.

El Colegió de Fisioterapeutas, al tener conocimiento de lo sucedido, distribuyó un comunicado en el que pedía que no se atendiera al joven tras informar de que se dedicaba a acosar a las mujeres fisioterapeutas.

El sospechoso habría contactado con al menos 15 fisioterapeutas, la mayoría de Palma, y también habría acosado a profesoras de pilates que trabajan en la zona de Pasqual Ribot.