La Policía Local de Palma arrestó a la sospechosa. | T. Ayuga

23

La Policía Local de Palma detuvo en la noche de ayer a una mujer, de 49 años de edad y nacionalidad española, acusada de intentar quemar a su exnovio mientras este dormía en la antigua cárcel de Palma. Un testigo que vio a la sospechosa en el lugar y después cómo prendía una manta y pudo avisar al varón de lo que ocurría. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23.00 horas. Ambos, la arrestada y su antiguo novio, pernoctan en las instalaciones abandonadas del antiguo centro penitenciario de la capital balear, concretamente en una de las torres de vigilancia. Unos meses atrás el hombre decidió poner punto y final a la relación y ella no lo aceptó. Las discusiones eran habituales, según fuentes policiales, pero nunca habían llegado a lo que ocurrió la pasada noche.

Mientras dormía el hombre en un habitáculo del vetusto edificio, la mujer prendió fuego a una manta con la intención, presuntamente, de que alcanzara a su expareja. Quien se dio cuenta primera fue un compañero del varón, que acudió rápidamente a sofocar las llamas. Su acción evitó males mayores y el perjudicado pudo despertarse y esquivar el incendio, resultando ileso.

Minutos después se presentó en el lugar una dotación de Bombers de Palma para extinguir el fuego. También acudió la Policía Local, que arrestó a la sospechosa, acusada de tentativa de homicidio y ha traspasado las diligencias a la Policía Nacional, que seguirá la investigación. Está previsto que la arrestada pase a disposición judicial en las próximas horas.