La Policía Local de Alcúdia sorprendió al hombre en la carretera de Artà a las 23.30 horas.

4

La Policía Local de Alcúdia sorprendió a última hora del lunes a un conductor saltándose el toque de queda y que triplicó la tasa de alcohol permitida.

Los hechos tuvieron lugar a las 23.30 horas. Una patrulla de policía interceptó un vehículo circulando por la carretera de Artà sin que pudiese justificar que podía saltarse el toque de queda. Ante las evidencias mostradas que podía estar bajo los efectos del alcohol los agentes decidieron someterle a las pruebas pertinentes.

El varón arrojó un resultado de 0,77 mg/l de alcohol en aire aspirado, algo más del triple de lo permitido. Además de levantarle un acta por saltarse el toque de queda, será investigado por un delito contra la seguridad vial.