Imagen de archivo de la fachada de los juzgados de Vía Alemania, en Palma. | L. BECERRA

19

Una mujer ha sido condenada a un año y medio de cárcel y una multa de 540 euros por llevarse a sus dos hijos de Mallorca a Austria sin permiso del padre de los menores a finales de 2013. La acusada, de 49 años y origen austriaco, se declaró culpable de un delito de sustracción de menores y otro de desobediencia en el juicio celebrado este lunes en Palma a través de videoconferencia.

La jueza titular de lo Penal número 2 tuvo en cuenta las circunstancias atenuantes de dilaciones indebidas como muy cualificadas, ya que la causa ha estado paralizada durante cinco años por motivos ajenos a la investigada.

Custodia compartida

Los hechos tuvieron lugar el 14 de noviembre de 2013. La mujer decidió abandonar Mallorca para establecer su residencia en Austria con sus dos hijos menores de edad, que tenían 9 y 11 años. A la acusada, el día anterior, se le había notificado una sentencia que establecía la guardia y custodia compartida y prohibía expresamente la salida de los menores del territorio nacional sin el acuerdo de los dos progenitores o decisión judicial.

En marzo de 2012, un auto prohibía que los menores salieran de España y sus pasaportes quedaron en posesión del padre. La Sección 4ª de la Audiencia Provincial de Palma otorgó al progenitor la guarda y custodia única sobre los menores, en 2014, estableciendo a favor de la madre un régimen de visitas.

La acusada, sin embargo, hizo caso omiso a las resoluciones judiciales y se llevó a sus hijos, un niño y una niña, a Austria. La mujer reconoció los hechos por videoconferencia en el juicio celebrado en una sala del juzgado de lo Penal número 2 de Palma y aceptó un año y medio de cárcel y la retirada de la patria potestad de su hijo adolescente durante los próximos dos años. Su otra hija ya ha cumplido 18 años.