Comprobaron que en una de las habitaciones de la casa se cultivaban 30 plantas de marihuana con un sistema de interior con focos eléctricos y ventiladores. | P.N.

22

«Allí me colé y en tu fiesta me planté. Marihuana para todos y algo de comer». Esta pequeña alteración de la canción de Mecano encajaría perfectamente en la fiesta ilegal que se celebró el pasado 1 de enero en una vivienda okupada de Manacor. No les invitaron, pero los agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional acudieron al evento y desalojaron la casa de campo.

Los policías tuvieron conocimiento de que se estaba celebrando una fiesta ilegal sobre las 17.30 horas del primer día del año y se dirigieron al lugar. Una vez allí, identificaron a 19 asistentes y les levantaron acta de sanción por incumplir las restricciones de reunión preventivas por la Covid-19.

Habitación

Los agentes de la Policía Local de Manacor y de la Policía Nacional que irrumpieron en la fiesta ilegal comprobaron que en una de las habitaciones de la casa había una plantación de marihuana. Había cerca de 30 plantas que contaban con un sistema de interior con focos eléctricos y ventiladores. Los funcionarios policiales detuvieron a dos hombres, de 30 y 39 años de edad y nacionalidad española, que reconocieron ser los propietarios de la droga.

Agentes de la Policía Judicial de Manacor realizaron posteriormente un registro en el domicilio okupado. Los policías se incautaron de las 30 plantas, de un kilo de cogollos y de varias pastillas y papelinas de éxtasis y ketamina. Estos comprimidos tenían la tipografía y la forma de los logos de Chupa-Chups y de Fanta. También había pastillas con la cabeza del gorila Donkey Kong, personaje ficticio de videojuegos conocido por ser el primer oponente de Mario. En el transcurso del registro de la casa de campo, los policías localizaron, además, una pistola de aire comprimido.

Libertad

Los propietarios de la marihuana detenidos por un presunto delito contra la salud pública fueron puestos a disposición judicial este sábado en Manacor y quedaron en libertad con cargos. La fuerza del destino, como otra de las canciones de Mecano, quiso que la fiesta del 1 de enero en la casa de campo okupada finalizara con dos detenidos y 19 actas por incumplir las restricciones sanitarias con motivo de la pandemia.