Imagen de archivo de un registro policial en el bar El rincón de Isa. | José de Orbe

7

Un joven afronta una petición fiscal de cuatro años de cárcel por romper una botella de cristal en la cara a un hombre en un bar de Palma. El agresor, de 29 años de edad y origen ecuatoriano, deberá indemnizar a la víctima, de 56 y la misma nacionalidad, con 240 euros por las lesiones ocasionadas en el rostro.

Los hechos se produjeron el pasado 25 de febrero sobre las 2.00 horas en el establecimiento El rincón de Isa, situado en el número 19 de la calle Patronato Obrero. La Fiscalía recoge en su escrito que el acusado mantuvo una discusión con el perjudicado en el interior del local.

En el transcurso de la riña, el agresor, junto con otra persona que no ha sido identificada, cogió una botella de cristal y le golpeó en la cara y en la parte posterior de la cabeza.
El perjudicado sufrió una herida inciso-contusa de aproximadamente 2 centímetros en la zona izquierda de la frente que requirió para su curación de tratamiento médico. La víctima, que presentaba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas, fue trasladada hasta el hospital de Son Llàtzer y precisó de siete puntos de sutura a consecuencia de la agresión con la botella de cristal. Las lesiones tardaron una semana en curar.

Agentes de la Policía Local de Palma se desplazaron hasta el establecimiento y, tras interrogar a varios testigos, localizaron al agresor, que quedó detenido.
El ministerio público acusa al joven de un delito de lesiones y pide una condena de cuatro años de prisión y que indemnice a la víctima con 240 euros.

El Ajuntament multó al bar con 200.000 euros

El rincón de Isa acumula más de medio centenar de denuncias de vecinos y, a principios del pasado mes de diciembre, fue sancionado por el Ajuntament de Palma con 200.000 euros. El consistorio multó a este establecimiento por incumplir la Ley de Actividades y por no respetar la normativa COVID en materia de aforo y horario.