Un hombre falleció en noviembre al volcar con su camión tras chocar con un coche en s’Esgleieta. | A. Sepúlveda

7

Las carreteras de Mallorca se han cobrado un total de 28 vidas este año, una menos que en 2019, según los datos de la Jefatura Provincial de Tráfico de Balears correspondientes al periodo que va del 1 de enero al 23 de diciembre. Cinco personas han fallecido en Eivissa, mientras que en Menorca y Formentera no se han registrado muertes.

La estadística, que recoge los fallecimientos ocurridos en las 24 horas posteriores al siniestro, indica que en las Balears se han producido 33 accidentes mortales en 2020, ocho menos que el año pasado. En Mallorca, 23 siniestros tuvieron lugar en carretera, mientras que los otros cinco fueron en zona urbana. El único mes del año que no ha habido que lamentar víctimas ha sido mayo. Entre el 1 de enero y el 13 de agosto, Mallorca contabilizó 12 fallecidos y Eivissa tres. En 2019 hubo 19 muertos en el mismo periodo de tiempo.

Coronavirus

El descenso se debe a que la circulación de vehículos en las carreteras de las Islas disminuyó de manera considerable durante el estado de alarma por el coronavirus. De los 33 fallecidos en Balears, 25 eran conductores, dos pasajeros, cuatro peatones y dos ciclistas. La mayoría de los accidentes se produjeron durante el día y entre semana. En 20 de los 33 siniestros mortales en las Islas se vieron implicados vehículos de más de 10 años de antigüedad, once motocicletas, una bici y un coche de alquiler.

Baleares cerró 2019 con 41 fallecidos en accidentes de tráfico, la cifra más baja de los últimos 10 años, salvo en 2013, cuando se registraron 40 víctimas. Este año ha disminuido de forma notable a consecuencia de la pandemia y el confinamiento.

El último siniestro mortal se produjo la madrugada del 23 de diciembre. Un conductor de 81 años perdió la vida al estrellarse contra un muro entre Santa Maria y Consell. El Mercedes plateado en el que viajaba la víctima quedó destrozado y encajado en el cauce de un torrente.