La Benemérita sacó el cuerpo del agua y comprobó, en la primera inspección ocular, que llevaba bastante tiempo fallecido. | Gori Vicens

3

La Policía Judicial de la Guardia Civil está tratando de identificar el cadáver que el martes apareció en aguas de Es Caragol, en la Colònia de Sant Jordi, y que según los primeros indicios llevaba semanas en el mar, dado su avanzado estado de descomposición.

Se trata de un hombre que sólo vestía una camiseta, que estaba rota a trozos y se le había anudado en el cuello, en principio debido al oleaje. Unos vecinos detectaron el bulto en la playa y dieron aviso a los equipos de emergencia.

Tal y como ha avanzado este martes Última Hora, la Benemérita sacó el cuerpo del agua y comprobó, en la primera inspección ocular, que llevaba bastante tiempo fallecido.

Noticias relacionadas

Una de las posibilidades que se baraja es que se tratara de un inmigrante ilegal que trataba de alcanzar la costa mallorquina en una patera, pero los agentes también contemplan otras hipótesis. El ADN del cuerpo ha sido introducido en la base de datos de desaparecidos, por si hay una denuncia previa.