Una lancha neumática de los GEAS de la Guardia Civil junto al Skoda Fabia hundido. | Guardia Civil

7

Un conductor de 25 años mezcló fármacos con alcohol, marihuana, benzodiacepinas y anfetaminas, circuló a una altísima velocidad a lo largo de 850 metros y aterrizó en el mar en Son Verí Nou. La Fiscalía pide una condena de un año y tres meses de cárcel para el joven, de nacionalidad española, por un delito contra la seguridad vial y otro de conducción temeraria. El ministerio público también solicita una multa de 2.400 euros y la retirada del carné de conducir durante seis años.

El accidente ocurrió a las 8.00 horas del pasado 9 de febrero. El acusado iba en un Skoda Fabia bajo los efectos del alcohol y las drogas cuando se introdujo en el paseo peatonal de Son Verí Nou, de ocho metros de ancho, desde la calle Fra Juníper Serra.

«Desprecio a la vida»

La Fiscalía indica en su escrito que circuló «con claro desprecio a la vida humana» a lo largo de 850 metros a gran velocidad por el paseo. Una mujer que paseaba por allí oyó un fuerte ruido y al ver que se acercaba el vehículo hacia ella tuvo que dar un salto hacia un lateral para no ser atropellada.

El procesado vio una zona despejada de acantilados, dio un volantazo y cayó al mar. Unos jóvenes que corrían por el paseo rescataron al conductor. El chico presentaba una serie de síntomas a consecuencia de la ingesta de alcohol y drogas. Estaba nervioso, eufórico, excitado e inquieto. Tenía el rostro pálido, las pupilas dilatadas y decía incoherencias. Todo el tiempo gesticulaba y reconoció que había mezclado medicación con alcohol. La Policía Local de Llucmajor practicó la prueba de alcoholemia al acusado y dio un resultado de 0,26 mlg. A continuación, le realizaron un análisis clínico que arrojó un resultado de 1,41 gramos de alcohol por litro de sangre y positivo en cannabis, benzodiacepinas y anfetaminas.

El despacho de abogados Salas y Cerdá, que representa a la empresa de alquiler de coches como acusación particular, reclama una condena de cinco años y medio de prisión para el joven y que indemnice a la compañía con 22.193 euros por los daños en el Skoda Fabia y el dinero que ha dejado de ingresar tras el siniestro.