0

El Sindicato Unificado de Policía ha condenado este martes la agresión que este lunes sufrieron cuatro agentes en el poblado de Son Banya por parte de unas ochenta personas cuando los funcionarios policiales iban a identificar y detención de un varón que tenía una requisitoria judicial.

El sindicato policial denuncia que los policías recibieron golpes, les lanzaron objetos, incluso uno de ellos recibió un fuerte mordisco, y tuvieron que ser asistidos por un facultativo.

El SUP ha rechazado este ataque a los policías y ha pedido que la Jefatura actué de manera contundente y ha puesto a disposición de los afectados la asesoría jurídica del sindicato para realizar las acciones judiciales oportunas, personádose en la causa, si se considera oportuno.