‘El Ico’, en los juzgados de Vía Alemania. | Alejandro Sepúlveda

23

Tras la madame y el testigo protegido 29 le llega el turno a Francisco Fernández Cortes, ‘El Ico. El hijo de ‘La Paca’ tendrá que declarar como investigado el próximo día 16 de noviembre. La imputación llega después de un nuevo informe de la Policía Nacional en torno al que se convirtió en un testigo clave durante la instrucción de la causa de corrupción en la Policía Local que terminó siendo el ‘caso Cursach’.

La Fiscalía Anticorrupción aprecia de ese informe indicios de que ‘El Ico’ denunció en falso al menos a dos policías locales y también de que esas declaraciones pudieron ser inducidas por algunos de los otros investigados: los policías del Grupo de Blanqueo, el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán. Así, apunta a posibles delitos de revelación de secretos, prevaricación judicial y contra la libertad individual.

‘El Ico’ prestó declaración en varias ocasiones ante el juez Manuel Penalva. Había montado una discoteca en Gomila que fue clausurada por la Policía Local. Comenzó a denunciar a todos los vinculados con esa operación. Su momento de gloria fue en febrero de ese año cuando mantuvo careos con varios policías locales. Penalva envió a tres de ellos a prisión preventiva. También acabaron en prisión otras dos personas después de que denunciara que le amenazaban en la cárcel por una carta que nunca apareció. Más tarde, ‘El Ico’ se abonó también a los relatos sobre orgías y fiestas en Tito’s para concordar las versiones de la madame y el testigo 29. El ahora imputado se encuentra por el momento en prisión por drogas.