Imagen facilitada por la Policía de la plantación de marihuana hallada.

1

Efectivos policiales desmantelaron una plantación de marihuana oculta en una vivienda de la barriada del Vivero, en Palma, que gestionaba una banda tras ofrecer dinero por su uso a la persona vulnerable que la habitaba, indicó la Jefatura Superior de la Policía Nacional este jueves.

La plantación estaba formada por unas 300 plantas de marihuana, que en conjunto arrojaron un peso de 300 kilos.

La operación policial en la que participaron este martes agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local se desarrolló tras una larga investigación y jornadas de vigilancia a una persona sospechosa.

Los investigadores llegaron a la convicción de que algunas bandas dedicadas al tráfico de drogas y asentadas en Palma, habían establecido una nueva dinámica en su negocio, que consistía en pagar dinero a personas vulnerables a cambio de la instalación de grandes plantaciones de marihuana en sus domicilios.

Miembros de la banda se encargaban de localizar a terceras personas de las que valerse para instalar la plantación y a cambio de ello ofrecían cantidades de dinero, a la vez que minimizaban la responsabilidad penal en la que pudieran incurrir y prometían costear posibles abogados en caso de surgir problemas con la justicia.

Estas bandas sometían al residente a una continua actividad ilícita bajo amenazas de comunicar a la autoridad policial la situación, creando un círculo vicioso que podría prolongarse en el tiempo.

La Policía Nacional mantiene abierta la investigación, por lo que no descarta más detenciones relacionadas con este caso.