Imagen de archivo del juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán. | Pere Bota

11

El magistrado que instruye la causa en el TSJB por graves irregularidades en la instrucción del ‘caso Cursach’ y sus derivadas ha decidido agrupar a las acusaciones particulares para simplificar la investigación.

En un auto, el juez Carlos Gómez, reduce a siete las 40 acusaciones que había personadas y establece una serie de bloques: los investigados del ‘caso IME’; Álvaro Gijón, su familia y José María Rodríguez; Bartolomé Cursach y Bartolomé Sbert; los policías nacionales acusados por la madame; los rumanos incriminados por el 29 y los agentes de la Policía Local de Palma.

La medida ha sido muy discutida por las acusaciones e incluso la Fiscalía Anticorrupción señalaba que no tenía sentido en el punto en el que se encuentran las actuaciones. El magistrado la justifica ante la complejidad que tiene el expediente, con más de 9.000 acontecimientos y la necesidad de agilizar las declaraciones ante los problemas que genera la abundancia de abogados cuando hay en vigor limitaciones por la pandemia. La decisión será recurrida ante la Sala.