5

La Policía Municipal de Madrid ha desalojado este fin de semana más de 30 fiestas privadas en domicilios por incumplir el número máximo de personas permitidas y donde no se usaban ni mascarillas ni ninguna medida de seguridad frente a la COVID-19. Así lo ha anunciado la delegada de Seguridad, Inmaculada Sanz, quien ha destacado que en uno de esos desalojos se ha detenido a cuatro personas, todas en estado de embriaguez, por resistencia, amenazas y agresiones a los agentes.

«Esa cifra es muy inferior a la del fin de semana pasado pero nos sigue mostrando que hay una serie de personas con actitudes incívicas y antisociales que nos pone en riesgo a todos», ha manifestado Inmaculada Sanz.

La actuación más importante se ha registrado la noche del sábado en un piso de la calle Ríos Rosas, donde decenas de personas celebraban una fiesta clandestina. Tras la intervención, ocurrida sobre la 1 de la madrugada, cuatro personas, todas en estado de embriaguez, resultaron detenidas por resistencia, amenazas y agresiones a la Policía.

También este fin de semana la Policía Municipal ha tenido que intervenir en la lucha contra el botellón destacando una actuación en una zona de campo de Vicálvaro, concretamente en el Cerro Almodovar. Allí, un sitio de difícil acceso, se estaba desarrollando un botellón con una instalación de equipo de música incluido.