Buscan a un niño de 4 años en Italia tras aparecer su madre muerta

| Roma |

Valorar:
preload
Los servicios de emergencia registran la zona donde se encontró el cuerpo de Viviani Parisi.

Los servicios de emergencia registran la zona donde se encontró el cuerpo de Viviani Parisi.

Vigili del Fuoco

Los servicios de seguridad y emergencias de Italia buscan desde hace diez días a un niño de 4 años cuya madre fue encontrada muerta en un bosque en la localidad de Caronia, en la isla meridional italiana de Sicilia.

La madre del pequeño, Viviani Parisi, de 43 años, fue vista por última vez en la mañana del 3 de agosto tras haber superado una barrera de una autopista en Sicilia después de haber tenido un pequeño accidente de tráfico.

Había salido esa mañana con el coche junto con su hijo Gioele, de 4 años, de compras la ciudad siciliana de Messina, en Sicilia, según dijo a su marido, pero en vez de ir a la tienda se dirigió a la autopista y circuló más de 100 kilómetros en otra dirección.

Tras la denuncia del marido, se encontró cinco días después el cuerpo de la mujer en un bosque cercano a Caronia, al pie de una torre de alta tensión.

Según la autopsia, las heridas que produjeron la muerte de la mujer son compatibles con una caída desde la torre, pero los investigadores aún no han confirmado si se ha tratado de muerte accidental, un suicidio o si alguien la empujó.

Entretanto, toda Italia sigue pendiente de la búsqueda del niño en un área de más de 500 hectáreas sin que se haya encontrado una sola pista.

El fiscal que dirige la investigación, Angelo Cavallo, ha confirmado que Gioele estaba en el coche con su madre cuando salió de la autopista Palermo-Messina para dirigirse a Sant'Agata di Militello, según un vídeo grabado por una cámara de seguridad privada en esta localidad.

La búsqueda por décimo día consecutivo se mantendrá en la zona de Caronia y Sant'Agata di Militello, en la zona de Messina, aunque con un campo de acción más amplio, según decidió hoy en una reunión que se realizó en la jefatura de policía de Messina con los equipos de rescate.

El marido de Viviana Parisi y padre de Gioele, Daniele Mondelo, explicó al diario «Corriere della Sera» que su esposa vivía un momento de depresión, que se vio agravada por la crisis del coronavirus, pero aseguró que nunca haría daño al niño.

«No creo que hayan matado a Viviana, pero no me quiero ni imaginar el suicidio. Quizás fue un accidente o se sintió mal. Esa mañana estaba tranquila, aunque había tenido problemas en los últimos meses», agregó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.