Los dos procesados, guardando la distancia de seguridad, en una sala de lo Penal de Vía Alemania. | Juan P. Martínez

Un juzgado de Palma ha condenado a dos hombres por agredirse mutuamente en plena calle en Manacor poco después de iniciar una discusión. Uno de ellos, de nacionalidad española, aceptó un año de prisión y el pago de 7.000 euros en concepto de responsabilidad civil por las lesiones ocasionadas. La víctima, y a la vez también imputado, dio el visto bueno al pago de 360 euros por un delito leve de lesiones.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, el suceso se remonta a la madrugada del 21 de mayo del 2017. Los dos acusados se encontraba en en la calle Capellà Pere Llull cuando, a las 5.00 horas, se inició una discusión entre ambos que acabó con los dos varones lesionados, uno de ellos de cierta gravedad tras propinarse patadas y puñetazos por todo el cuerpo. Tras esto los dos decidieron denunciarse entre sí.

El principal acusado, de 34 años, golpeó al otro hombre por todo el cuerpo, causándole una fractura en la mandíbula, que tardó casi dos meses en sanar y por la que tiene secuelas a la hora de la apertura de la articulación, tal y como describe el ministerio público. Por ello, el imputado aceptó un año de cárcel por un delito grave de lesiones y el pago de 7.000 euros al perjudicado. Lo curioso de la historia es que el imputado también fue víctima. En medio de la disputa entre ambos, el otro contendiente, de origen marroquí, también causó lesiones. En este caso de menor entidad, ya que padeció un traumatismo en la cabeza y en un ojo.

Los dos acusados reconocieron los hechos en un juzgado de lo Penal de Vía Alemania de Palma y aceptaron las penas impuestas por el juez, a las que se llegaron tras un acuerdo de conformidad entre las partes antes de la celebración de la vista.

Pena suspendida

El procesado condenado a prisión vio como la pena quedó suspendida por un plazo de dos años con la condición de que no delinca en ese periodo de tiempo y abone los 7.000 euros de indemnización.