Especialistas de la Guardia Civil participaron en el rescate del submarinista. | Guadia Civil

2

La Guardia Civil ha detallado que el rescate del buceador y documentalista Fernando Garferlla tras el accidente que sufrió el domingo pasado, se llevó a cabo por parte de la Unidad de Buceo Profundo de la Guardia Civil, con la ayuda de un robot que subió el cuerpo que estaba a 92 metros de profundidad.

El domingo pasado, tras el aviso de una situación de emergencia de unos buceadores, la Guardia Civil activó al Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (Geas) de Mallorca, ha detallado el instituto armado en un comunicado.

Los agentes comprobaron que en el lugar donde el buceador estaba desaparecido desde hacía varias horas hay más de 80 metros de profundidad, por lo que activaron la Unidad de Buceo Profundo de la Guardia Civil y viajaron a Mallorca un oficial y 10 agentes procedentes de Madrid y de otras comunidades.

Mientras un grupo de agentes prepararon y organizaron el material necesario para el buceo a esas profundidades, otro grupo siguió trabajando en la zona y alcanzó una cota de 80 metros con una cámara, donde constataron que la visibilidad era nula.

Noticias relacionadas

Posteriormente, contaron con el apoyo de un robot submarino, para el rastreo del fondo, que les permitió descartar la primera zona de trabajo y decidir intervenir en otra próxima a esta. El martes, localizaron a una profundidad de 92 metros el cuerpo del buceador.

Debido a la profundidad en el que se encontraba y «para evitar los riesgos que conlleva el trabajo a esas profundidades», utilizaron el robot, con cuyo brazo lograron elevar el cuerpo a una profundidad de más seguridad, que la Guardia Civil no ha precisado, donde fue recogido por los buceadores que lo trasladaron hasta la superficie sobre las 18'30 horas.

Una vez en el Puerto de Sóller, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil inició las diligencias para esclarecer los hechos y se realizó el levantamiento judicial del cadáver.
La Guardia Civil ha agradecido la colaboración de las empresas y particulares que han aportado medios para poder lograr el rescate.

La Guardia Civil aconseja a todas las personas que realicen buceo que cumplan las normas establecidas en el Real Decreto 550/2020 de 2 de junio por el que se determinan las condiciones de seguridad de las actividades de buceo.