Agentes de la Guardia Civil en la calle dels Balladors en Esporles. | Pere Bota

32

Trágico hallazgo en una vivienda de Esporles. Agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación de muerte, en extrañas circunstancias, de dos vecinos de la localidad.

A media tarde de este miércoles, algunos residentes de la calle dels Balladors, alertaron a la Policía Local de Esporles de la presencia de un fuerte e intenso olor a putrefacción procedente de la vivienda de la citada pareja. Rápidamente, los policías se desplazaron al lugar, tocaron a la puerta y nadie les respondía.

Acto seguido, los funcionarios policiales, tras realizar numerosas gestiones con la finalidad de localizar a los moradores de la vivienda con resultado infructuoso, decidieron solicitar autorización judicial para acceder a la misma. Tras conseguir el correspondiente mandato judicial, los agentes accedieron al interior de la casa y se encontraron una escena dantésca. Los cuerpos de la pareja tendidos en el suelo y en un avanzado estado de descomposición. De hecho, el olor que emanaban los cadáveres era tan intenso que la fuerza actuante tuvo que salir de la casa con rapidez al no poder respirar.

Pareja fallecida en Esporles

La Policía Local de Esporles, tal y como marca el protocolo en estos casos, alertó de inmediato a la central de la Guardia Civil. Con suma celeridad, agentes de la Policía Judicial del instituto armado, Laboratorio Criminalístico y varias unidades de seguridad ciudadana se personaron el lugar y se hicieron cargo de la investigación de este macabro hallazgo.

Fuentes próximas al caso, a las que ha tenido acceso Ultima Hora, apuntan que, a falta de confirmación oficial y de los informes finales que practique el médico forense, se descarta la mano criminal. Es decir, que los cuerpos, no presentaban signos evidentes o visibles de haber sido violentados.

Cuatro semanas muertos

Otro punto a tener presente es que la pareja llevaba, como mínimo unas cuatro semanas muertas. Por ese motivo el estado de descomposición que presentaban los cuerpos era muy avanzado. La Guardia Civil mantiene abiertas varias vías de investigación. No se descarta tampoco la hipótesis de un suicidio o de una muerte accidental.

En las próximas horas está previsto que se le practique a los cuerpos la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Palma.

La investigación acaba de comenzar y la Benemérita se muestra muy cauta a la hora de facilitar ningún tipo de información que pudiera entorpecer el esclarecimiento del caso. La zona permanece acordonada.