Primera noche de desmadres de los turistas en Playa Palma y Punta Ballena. | Youtube Última Hora

135

Playa de Palma y Punta Ballena rugen de nuevo. Los dos enclaves favoritos de los turistas alemanes y británicos para sus legendarias borracheras han registrado esta noche, por primera vez en este atípico verano, incidentes y aglomeraciones peligrosas de personas, que no llevaban mascarilla ni mantenían la distancia de seguridad por el coronavirus.

Los vecinos se han mostrado indignados por tal imprudencia y las fuerzas de seguridad han actuado en algunos momentos para dispersar a los jóvenes, la mayoría de ellos en un estado etílico alarmante. En la calle de la cerveza, en la bahía palmesana, han sido cientos los alemanes que se han juntado en la vía pública, entre abrazos, cánticos y bailes.

Noticias relacionadas

Prácticamente nadie llevaba la mascarilla y muchos compartían bebida. En Magaluf la afluencia ha sido más contenida, pero se han vivido los primeros incidentes con ingleses que saltaban sobre coches aparcados y grupos descamisados que pululaba por Punta Ballena, entonando canciones que se oían a un kilómetro de distancia.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han reconocido la preocupación que les provocas estas aglomeraciones irresponsables, que pueden convertirse en focos de contagio para el virus, y también por los problemas de seguridad pública que conllevan.

En Punta Ballena, por ejemplo, han aparecido esta madrugada prostitutas nigerianas y delincuentes al acecho de los primeros turistas borrachos. Y se han registrado algunas peleas y hurtos. En plena pandemia, vuelven los 'hooligans'.