El empresario estaba sin medidas desde hace un mes y la Fiscalía apreciaba riesgo de fuga.

10

La nueva normalidad para Bartolomé Cursach es tener 150.000 euros de fianza en lugar de un millón de euros. El juez Enrique Morell ha impuesto esta cifra al empresario al que además prohibe salir de España y retira de nuevo el pasaporte. Cursach no ha estado ni un mes sin medidas cautelares, después de que la Fiscalía Anticorrupción reclamara en una vista celebrada el martes que se le impusieran de nuevo por riesgo de fuga. Para su antiguo ‘número dos’ Bartolomé Sbert, la única medida cautelar es la retirada de pasaporte.

El empresario está pendiente de un único juicio en el que la Fiscalía le reclama ocho años de cárcel. Se trata de la mayor pieza que se sacó de la causa matriz, en la que hay dos decenas de acusados. La causa inicial quedó casi vacía de contenido y se ha avanzado ahora hacia juicio con el supuesto amaño de los exámenes de la Policía Local de Palma. Ni Cursach ni Sbert están ya en esa parte del macro sumario pero, sin embargo, las medidas cautelares que tenían impuestas se habían quedado allí. Por eso, la Audiencia Provincial había dejado sin efecto la fianza de un millón de euros que tenía Cursach y que le permitió abandonar la cárcel en abril de 2018 tras más de un año en prisión preventiva.

La Fiscalía sostenía la existencia de un posible riesgo de fuga tanto por parte de Cursach como de Sbert y por eso reclamó la vistilla de medidas cautelares. El magistrado concuerda los argumentos del ministerio público una vez que el empresario haya avalado con distintas garantías parte de los cuatro millones de euros que tiene como fianza civil, que le fue impuesta hace ya tres años.

Noticias relacionadas

En la práctica, el acusado no tendrá que hacer ahora ningún desembolso ya que el juzgado dispone de bienes por más valor que los 150.000 euros que ahora afianzados. El que sí queda sin fianza económica es Bartolomé Sbert que también ingresó en prisión en febrero de 2017 y salió tras abonar una de 200.000 euros que más tarde se rebajó a 100.000.

Un único juicio para el empresario, pendiente de llegar a la Audiencia Provincial

Cursach afrontará un único juicio tras su detención a finales de febrero de 2017. El juez dictó ya auto de apertura de juicio oral y la causa está pendiente de que las defensas presenten sus conclusiones provisionales antes de ir a la Audiencia Provincial, que tendrá que señalar un macro juicio con 24 acusados, además pendiente de cómo avanza la investigación contra el juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán en el TSJB. El resto de piezas que derivan del macro sumario se centran en otras derivadas del caso como la Policía Local de Palma, de Calvià y el supuesto amaño de oposiciones. Cursach ha sido condenado dos veces por causas menores.