Vídeo grabado el pasado martes día 23 a las 03:20h en una de las terrazas del Paseo Marítimo. | Youtube Última Hora

39

Las quejas de la patronal de Ocio Nocturno y de los vecinos por las fiestas a altas horas de la madrugada en distintos enclaves de Palma son constantes.

La patronal ha emitido un comunicado porque es «inaceptable que se estén desarrollando actividades ilegales en establecimientos y espacios que, además de no tener licencia, no aplican ninguna de las medidas de control ni protocolos de prevención. No vamos a permitir que mientras se prohíben las pistas de baile, se recorta el horario a las 02.00 e incluso se impida totalmente la apertura de locales de ocio reglado en determinadas zonas, estemos asistiendo a la proliferación descontrolada en entornos clandestinos».

La patronal se queja de que estas actividades se desarrollen «impunemente», como lo hacen también los vecinos afectados por los ruidos. Una muestra de esta indgnación son los vecinos que habitan en las cercanías de los bares Shamrock y Three Lions del Paseo Marítimo de Palma, que se han puesto en contacto con nuestro periódico.

«La verdad es que es un despropósito la dejadez de funciones que lleva a cabo el ayuntamiento, antes del confinamiento dichos bares cerraban las terrazas a las 5:00h de la mañana!, con todas las molestias que todo esto acarrea. La Autoridad Portuaria y su presidente Joan Gual nos apoyaron desde el principio, y las terrazas deben cerrar a a las 01:00h. Pero como podrán observar en el vídeo adjunto, se lo pasan por el 'forro': este video fue grabado el pasado martes día 23 a las 03:20h».

Los propietarios de las fincas del Paseo Marítimo se están organizando para poner fin a este descontrol. Ya disponen de actas notariales que demuestran que las terrazas están abiertas a las 5 de la madrugada, y su intención es llegar incluso a la vía penal con denuncias por prevaricación y dejación de funciones.

Por su parte, fuentes del Shamrock han precisado la información vecinal afirmando que dicho establecimiento «cerró sus puertas y cesó su actividad a las 2.00 horas del pasado martes, 23 de junio de 2020». Añaden que se atienen «completamente a lo que dispone la legislación actual. En nuestra opinión, esta es completamente injusta y falta de sentido y coherencia en relación con otras actividades permitidas, pero somos plenamente conscientes de que ello no nos exime de su cumplimiento».