La muerte de Casado, un policía muy querido en Palma, ha causado auténtica consternación en la Jefatura. | Guillermo Esteban

Una trágica carambola. Martín Casado, de 72 años, histórico inspector de la Policía Nacional de Palma y primer jefe de la Unidad Antidisturbios (UPR), falleció este viernes en un accidente en la curva de sa Feixina. El hombre, ya jubilado, se disponía a cruzar por un paso de cebra minutos antes de las 19.00. El conductor de un Hyundai Kona blanco perdió el control del vehículo por causas que se desconocen y derribó el semáforo en el que se encontraba esperando la víctima para cruzar.

La señal luminosa cayó sobre el hombre y le causó la muerte. Tres médicos que paseaban por las inmediaciones intentaron reanimarlo sin suerte.

La Policía Local y Nacional se desplazó hasta el lugar y acordonaron la zona. La forense de guardia acudió y certificó el fallecimiento.

Muere atropellado en Palma un histórico jefe de la Policía Nacional

El coche acabó en una isleta ajardinada entre dos árboles. El conductor dio negativo en las pruebas de alcohol y fue trasladado a Son Espases para someterse a las de drogas. Tres hombres que tomaban copas en la terraza del bar sa Ronda presenciaron el accidente. «Han sido milésimas de segundo», dijo uno.

La muerte de Casado, policía muy querido en Palma, causó conmoción en la Jefatura. Su hijo, del mismo nombre, trabaja como subinspector en la Policía Nacional.

Martín Casado.