Un grupo de voluntarios buscando a Layo Guerrero. | Michel's

La quinta jornada de búsqueda del submarinista desaparecido el pasado miércoles en aguas de Portals Vells, en Calvià, con resultado infructuoso.

Una gran cantidad de voluntarios, entre los que se encontraban muchos técnicos de ambulancias del SAMU-061, han participado este domingo en las labores de búsqueda de su compañero Layo Guerrero Cañadas, de 37 años.

Noticias relacionadas

Algunos de ellos lo han hecho por tierra mientras que otros, con lanchas o motos acuáticas rastreaban, palmo a palmo, la zona de costa. Todo ello, dirigido por los profesionales de la Guardia Civil, Policía Local, Salvamento Marítimo y otros organismos participantes.

Layo, casado y con un hijo, estaba con su familia en la playa cuando se metió en el agua para practicar snorkel, con una careta y un tubo. Se alejó de la arena y después se le perdió el rastro.

Cuando pasaban las horas y no regresaba su mujer dio la voz de alarma y comenzó la búsqueda. El reloj, con GPS que llevaba lo ubicó en la zona de cuevas submarinas entre Portals Vells y Cala Figuera, pero los GEAS de la Guardia Civil peinaron esas grutas y no hallaron ni rastro de él. El desanimo se apodera cada día que pasa de los familiares, amigos y de todos sus compañeros del 061 donde es una persona muy querida por todos.