Pandemia de coronavirus

La Guardia Civil investiga a un dermatólogo por vender en internet productos y asegurar que curaban el coronavirus

| Bilbao |

Valorar:

La Guardia Civil ha procedido, a través de una operación iniciada por la Comandancia de Vizcaya, a la investigación de un dermatólogo y empresario del ámbito de la cosmética afincado en Valencia que vendía en Internet productos que afirmaba que «no sólo prevenían sino que, además, curaban» el coronavirus, según ha informado el Ministerio de Interior.

La operación, denominada Theriaca, se inició con la investigación puesta en marcha a finales del mes de abril por la Guardia Civil de Bizkaia en el marco 'de Operación Shield', cuya acción está destinada a luchar contra el tráfico de elementos de protección, medicamentos, productos sanitarios y complementos alimenticios relacionados con la COVID-19.

Los agentes detectaron declaraciones del investigado, realizadas entre los meses de marzo y abril en «numerosos medios de comunicación», en la página web de la empresa y en vídeos de internet, en las que afirmaba que «sus productos, basados en la lactoferrina, no sólo prevenían sino que además curaban la COVID-19 y que además había realizado ensayos clínicos en 75 pacientes en los hospitales de La Paz e Ifema de Madrid y el hospital de Manises de Valencia», ha explicado la Guardia Civil.

Dada la ubicación del investigado en la provincia de Valencia, así como de la mercantil que comercializa los productos, se incorporó a la investigación la Guardia Civil de Valencia para desarrollar de manera conjunta las actuaciones.

En ellas, se han aportado informes de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios en la que este organismo informa que, por parte del Área de Ensayos Clínicos de esa agencia, «no se había autorizado la realización de ensayos clínicos con sus productos en pacientes».

Además las Consejerías de Sanidad de ambas comunidades autónomas comprobaron que no se estaban realizando esos ensayos y que la mercantil «únicamente había donado muestras de sus productos pero en ningún caso para la realización de un ensayo clínico».

Por todo lo anterior, fue investigado un varón de 80 años de edad y nacionalidad española el pasado día de 18 de mayo como supuesto autor de un delito relativo al mercado y a los consumidores del artículo 282 del Código Penal. Las diligencias se han remitido al Decanato de los Juzgados de Valencia.

Tras el descubrimiento de la Guardia Civil, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, apercibió formalmente y solicitó la retirada inmediata de los vídeos promocionales. Por su parte, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición aseveró que se trataba únicamente de complementos alimenticios.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.