La Guardia Civil llevó a cabo un gran dispositivo en la localidad de Llucmajor. | Alejandro Sepúlveda

20

Dos delincuentes de origen magrebí han sido detenidos por la Guardia Civil tras un espectacular despliegue en las calles de Llucmajor, con perros adiestrados y un helicóptero que sobrevolaba la zona. La pareja está implicada, al menos, en el asalto a una casa de esa localidad registrado días antes, de donde sustrajeron más de 10.000 euros en efectivo.

Los investigadores estaban tras la pista de los dos ladrones y el jueves por la tarde, a las cinco, se desplegaron en la calle Nord, paralela a la calle Major, muy cerca del centro del pueblo.

Registro domiciliario

Entraron en una vivienda y arrestaron a los sospechosos y cuando se disponían a llevar a cabo un registro domiciliario uno de los ladrones escapó por la parte de atrás de la vivienda y corrió por un tejado, según relataron testigos presenciales.

Los agentes actuaron rápidamente y como tenían controladas las calles Major, Nord y Puig de Llucmajor finalmente dieron caza al fugitivo, que fue reducido de nuevo. En la calle había cuatro dotaciones policiales y algunos efectivos portaban armas largas, lo que llamó la atención del vecindario. Los registros, autorizados por un juzgado de Palma, se prolongaron durante varias horas y la Benemérita se llevó material bajo sospecha, cuyo origen podría ser ilícito. Al menos un perro adiestrado participó en la operación y el helicóptero sobrevoló el centro de Llucmajor, para detectar desde el aire cualquier movimiento sospechoso. Los dos magrebíes son los principales implicados en un asalto cometido días antes en la localidad, de donde sustrajeron como mínimo 10.000 euros (aunque no se descarta que la cantidad real aumente a 20.000).

En el pueblo, la operación benemérita fue muy bien recibida y los vecinos agradecieron la contundencia policial: «Con la crisis no queremos que empiecen los atracos y los robos, así que estamos muy contentos que la Guardia Civil lo haya resuelto tan rápido», explicaron.