La Guardia Civil en la rampa de El Coto, en la Colònia de Sant Jordi, con Es Trenc al fondo.

5

Un paseante que caminaba por la playa de Es Trenc, en el municipio de Campos, descubrió el viernes un fardo con droga flotando en la orilla. La Guardia Civil acudió a esa enclave y confirmó que se trataban de 50 kilos de hachís, arrastrados por el temporal hasta la costa.

La Policía Judicial se ha hecho cargo ahora de la investigación y el principal objetivo es determinar si se trata de un desembarco reciente ocurrido en aguas mallorquinas o si, por el contrario, es un fardo que llevaba tiempo flotando y ahora el temporal lo ha arrastrado a Es Trenc.

Llamada

El viernes, sobre las dos de la tarde, una persona que estaba paseando por la playa detectó el bulto, cerca de la orilla, y al sospechar que se podía tratar de droga dio aviso a los servicios de emergencias.

Se trataba, en efecto, de un paquete herméticamente sellado y cuando abrieron una parte descubrieron en el interior una sustancia de color oscuro que resultó ser hachís. Había cerca de cincuenta kilos, lo que en el mercado negro habría tenido un precio de 85.000 euros aproximadamente. Los agentes de la Benemérita investigaron por las inmediaciones por si aparecían más bultos con droga, pero no encontraron nada más. El mar estaba muy movido y la noche antes se habían registrado olas de hasta tres metros de altura, por lo que parece improbable que alguna banda de narcos hubiera intentado un desembarco con semejante temporal.

En cambio, se antoja más factible que se tratara de un fardo arrojado al mar en las últimas semanas, algo relativamente habitual en aguas mallorquinas. Los tripulantes de algunas embarcaciones cargadas con droga, en cuanto detectan la presencia policial suelen soltar parte del cargamento. También se especula con que se tratara de un paquete semihundido, que debía ser recuperado por los traficantes, pero por algún motivo se desenganchó y acabó a la deriva. Luego, fue el temporal el que lo arrastró hasta la costa y las corrientes lo depositaron en la playa de Es Trenc, junto a las algas.

La Policía Judicial ha sacado fotografías del tipo de envoltorio y de las características del hachís por si coincide con algún alijo interceptado recientemente en aguas de Baleares.