Imagen de archivo de la Guardia Civil. | Javier Cebollada

3

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las policías locales, han detenido entre el sábado y la madrugada de este domingo a cuatro hombres en Mallorca y otros cuatro en Ibiza por desobediencia a agentes de la autoridad por incumplir las restricciones del estado de alarma.

La Guardia Civil arrestó ayer en Sant Joan de Labritja a un ciudadano que caminaba por la vía pública sin motivo justificado y que no atendió a las indicaciones de los agentes de regresar a su domicilio.

Además, la Policía Nacional detuvo la pasada madrugada en Ibiza a otras tres personas por vulnerar el confinamiento, entre ellas un hombre de 40 años, con tres denuncias anteriores por desobediencia que fue sorprendido en la calle y dio versiones contradictorias sin poder justificar que estuviera en la vía pública.

Otro ciudadano de 40 años al que le constaban tres actas administrativas fue arrestado por el mismo motivo, por incumplir las restricciones del estado de alarma; y arrestaron también a otro de 44 años que había sido propuesto para sanción en cuatro ocasiones y que alegó que se dirigía a su casa, cuando caminaba en sentido contrario a su domicilio.

En Mallorca, la Policía Local de Manacor arrestó ayer por la tarde a un ciudadano de 44 años cuando deambulaba por la calle sin causa justificada. Explicó que iba a un lugar para llamar por teléfono, pero llevaba encima un móvil. Los agentes comprobaron que había sido identificado y denunciado por desobediencia varias veces.

En Palma, la Policía Local detuvo a otro hombre de 44 años ayer por la mañana en la carretera de Valldemossa por desobediencia.

Finalmente, la Policía Nacional interceptó a un joven de 27 años ayer al mediodía después de que se diera a la fuga corriendo al ver a los agentes en las inmediaciones de la calle Eusebi Estada, en Palma. Cuando le dieron alcance, indicó que había ido a ver a su pareja a su domicilio, ya que no convive con ella, y también reconoció que había sido propuesto para sanción con anterioridad.

Horas después, los agentes arrestaron por la tarde a un hombre de 67 años que fue sorprendido sentado en un banco de la ciudad bebiendo alcohol. No atendió a los requerimientos de los funcionarios policiales y se encaró a ellos, les amenazó e insultó. Tampoco quiso identificarse y trató de agredirles, por lo que acabó detenido.
Por otro lado, el aeropuerto de Son Sant Joan, en Palma, registró el sábado la llegada de 86 pasajeros, mientras que otros 61 abandonaron Mallorca en los 8 vuelos que operaron, según los datos de la Guardia Civil.

Ibiza recibió a 28 viajeros en dos vuelos de entrada y otros 20 se marcharon de la isla en dos vuelos de salida. El aeropuerto de Menorca contabilizó a 21 personas que llegaron y otras 9 salieron de la isla en cuatro vuelos programados.