Juanjo Jiménez, junto a su hijo Alejandro. | Redacción Sucesos

15

El padre del legionario mallorquín de 21 años fallecido tras recibir un disparo en Alicante donará 10.500 mascarillas al Ejército. Juanjo Jiménez, que reside en Jerez, espera recibir el material en estos días para entregárselo al Tercio Don Juan de Austria 3º de La Legión, en Almería, donde estaba destinado su hijo. «Veo por televisión y hablo con algunos compañeros de mi hijo y me explican que apenas tienen material de protección contra el coronavirus», cuenta ayer por teléfono el padre de Alejandro Jiménez. El hombre preguntó en la empresa en la que trabajaba cómo podía conseguir las mascarillas y al final llegó a una persona que le ayudará. Jiménez pagará de su bolsillo las 10.500 mascarillas.

Disparo

El caso por la muerte de su hijo aún no se ha cerrado. Alejandro Jiménez murió el 25 de marzo de 2019 tras recibir un disparo durante unas maniobras en el campo de tiro de Agost, en Alicante.

El Ejército informó de que fue un accidente, pero la Guardia Civil sostiene tras una compleja investigación que se produjeron una serie de negligencias e irregularidades. El joven mallorquín habría fallecido por un disparo directo de su sargento. Hay ocho personas investigadas: tres oficiales, el sargento, un cabo y tres soldados. Todos coinciden en que fue accidental.

Noticias relacionadas