Imagen de un control policial en una calle de Palma. | Jaume Morey

0

Mallorca suma seis nuevos detenidos por desobediencia a la autoridad por incumplir las restricciones del estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus (orthocoronavirinae). Según ha informa Delegación de Gobierno, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en coordinación con las policías locales de Baleares, detuvieron este lunes a siete personas, cuatro en Palma, una en Marratxí, una en Alcúdia y otra en Ibiza.

Por un lado, la Policía Local de Marratxí arrestó a un hombre por desobediencia por encontrarse en la vía pública sin causa justificada y negarse a abandonar la calle. Por su parte, la Guardia Civil detuvo a un conductor en Alcúdia que primero identificó y, después de que la Policía Local le hiciera la prueba de alcoholemia, detuvo por conducir ebrio.

Mientras, la Policía Nacional detuvo este martes a otros cuatro hombres en Palma. El primero, a las diez y media de la mañana, fue un hombre de 37 años al que le constaban también cuatro actas administrativas anteriores por desobediencia de los días 16, 18, 26 y 27 de marzo. El ciudadano fue identificado en la plaza de España y explicó que venía del juzgado. Al tratarse de un reincidente que hacía caso omiso a las restricciones, fue arrestado por desobediencia reiterada. Una hora más tarde, la Policía Nacional sorprendió a otro hombre de 39 años en la vía pública cerca del barrio de Son Gotleu. No colaboró con los agentes, se negó a identificarse, desobedeció y gritó. Acabó detenido por desobediencia grave.

Además, los agentes arrestaron por la tarde en esa zona de Palma a un joven de 21 años que salió corriendo por la calle al ver a la patrulla. El ciudadano indicó a los funcionarios policiales que no quería estar en casa. El último detenido fue un hombre de 41 años que estaba sentado en el pasillo de una superficie comercial sin comprar. Cuando el vigilante de seguridad le llamó la atención, reaccionó de forma violenta. Una patrulla acudió al lugar y, al no atender a los requerimientos de la Policía, acabó arrestado por desobediencia.

Ibiza

En la mayor de las Pitiüses, los agentes arrestaron la medianoche del martes a un joven de 19 años por desobediencia reiterada después de ser sorprendido caminando por la calle. Alegó que iba a casa de un amigo y no atendió a las indicaciones de los funcionarios policiales, quienes comprobaron que se le habían levantado diversas actas administrativas por desobediencia en días anteriores.