Penalva y Subirán, junto a su abogado. | Pere Bota

La defensa del juez Manuel Penalva y el fiscal Miguel Ángel Subirán apelan a la sentencia del ‘caso Móviles’ para intentar anular todo el procedimiento que instruye contra ellos el TSJB por delitos de prevaricación y detención ilegal, entre otros cometidos supuestamente cuando estaban al frente del ‘caso Cursach’.

Los dos investigados consideran que la sentencia en la que el TSJB absolvió al juez Miquel Florit, da pie a una nulidad de todas las actuaciones que siguieron a la intervención del listado de llamadas de dos periodistas. Esa misma investigación por revelación de secretos desembocó en la entrega del móvil por parte de uno de los policías del Grupo de Blanqueo y en ese terminal, aparecieron los chats que constituyen la principal prueba contra el juez y el fiscal.

Noticias relacionadas

De nuevo, el escrito de Penalva y Subirán al TSJB carga contra los inspectores de la Policía Nacional que les han investigado, una constante en su línea de defensa. También reclaman al magistrado instructor, Carlos Gómez, el mismo que redactó la sentencia del ‘caso Móviles’, que investigue supuestas revelaciones de secreto a este diario por la publicación en la que se informaba en diciembre de 2018 sobre las sospechas que existían en torno a ambos.

La petición de nulidad de las actuaciones por parte de Penalva y Subirán en base a los autos por los que fue juzgado Miquel Florit era esperada desde hace semanas por las acusaciones. A éstas les extrañó sobremanera que, durante el interrogatorio, accedieran a declarar sobre el contenido de diligencias como los WhatsApp, con lo que, consideran que, de forma implícita validaban esa prueba. Las declaraciones previstas en la causa han sido suspendidas y está ahora mismo parada.