El sospechoso, en el centro con capucha, en los juzgados de Vía Alemania.

12

Es Pinaret ha suspendido las salidas al joven implicado en la presunta violación de la niña de Corea. El centro de menores ha tomado esta medida contra el sospechoso, de 20 años de edad, durante los próximos tres meses. La decisión se puede prorrogar.

El chico, que fue el único adulto arrestado, se encontraba disfrutando de un permiso otorgado por los responsables del centro de internamiento, donde estaba ingresado por otros delitos cometidos con anterioridad.

«Un pitillo»

Noticias relacionadas

El joven aseguró en el juzgado que esa noche solo subió a la casa de la fiesta, en Corea, «para coger un pitillo». El juez lo dejó en libertad con cargos y sin medidas cautelares tras escuchar su versión.

La supuesta violación se produjo la pasada Nochebuena. La víctima, una niña de 13 años, acogida en un centro, se fugó y acudió a un edificio de Son Gotleu en el que se refugiaba habitualmente cuando escapaba. Horas después estuvo bebiendo y tomando drogas, según su versión, en un bar de la zona. Más tarde apareció por allí una amiga a la que idolatraba y la convenció para ir a un piso del barrio de Corea donde ocurrieron los hechos denunciados.

La Policía Nacional detuvo a seis adolescentes y al joven de Es Pinaret por su presunta participación en la agresión sexual. Una chica, su amiga, que supuestamente la coaccionó para que tuviera sexo con ellos, también fue arrestada. La víctima ha sido trasladada a un centro de menores del norte de España.