Policía Nacional en el Passeig Marítim | Redacción Sucesos

40

La Policía Nacional ha detenido a un portero de discoteca del Passeig Marítim de Palma por propinar una brutal paliza a una pareja que le recriminó su forma de conducir.

Los hechos sucedieron el pasado día 8, en la bajada de s’Aigua Dolça a la avenida Gabriel Roca, frente a varios locales de ocio. Sobre las 23.50 horas, un matrimonio iba caminando por la calle cuando, de forma sorpresiva, un coche les embistió teniendo que saltar para evitar ser atropellados.

El varón le recriminó su comportamiento y el conductor frenó en seco, bajó del coche, se quitó el pinganillo del walkie y comenzó a propinar puñetazos, patadas y llaves de artes marciales a la víctima.

En un momento dado, se giró a la mujer y le dijo: «Espera que acabe con él que luego iré a por ti». Cuando dejó insconciente al marido arremetió contra la mujer propinándole varios golpes en el costado.

La pareja tuvo que ser hospitalizada y sus lesiones fueron importantes. El matrimonio fue defendida por porteros de locales de ocio próximos al lugar y el agresor se dio a la fuga. El martes, el Grupo de Homidicios del Cuerpo Nacional de Policía le detuvo por un delito de lesiones graves.