Esta es la droga que se incautó a los detenidos en Palma y Banyalbufar. | Policía

6

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración la Policía Local de Palma, han procedido a la detención de un vecino del municipio de Banyalbufar y uno de Palma, de 35 y 27 años respectivamente, como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

La resolución del caso ha sido posible a la colaboración ciudadana. Al conocer varios vecinos el problema que estaba sufriendo una familia de Banyalbufar, referente a un impago de renta así como a la posible utilización de una finca familiar para el cultivo y tratamiento de sustancias estupefacientes, una ola de apoyo empujó a los afectados a poner el caso en conocimiento de la Policía Nacional.

Así, sobre las 17 horas de la tarde del pasado lunes, los perjudicados formularon denuncia en la comisaría de la Policía Nacional en Palma. En ella narraron los problemas que sufrían con los actuales inquilinos de su finca, la deuda que atesoraban y mostraron los serios indicios que albergaban sobre la posible existencia de sustancias estupefacientes en la casa.

Ante esta información, los agentes organizaron un dispositivo tanto en Palma como en Banyalbufar para dar respuesta a los afectados y a los vecinos que seguían con interés el caso.

Así, una vez localizados los sospechosos, los agentes decidieron detener un vehículo cuando intentaba abandonar el pueblo tras realizar movimientos sospechosos consistentes en introducir bolsas de plástico de grandes dimensiones, según la nota hecha pública por la Policía.

El resultado fue la detención de dos personas, vecinos de Banyalbufar y del barrio palmesano de Gomila, la incautación de más de kilo y medio de marihuana dispuesta para la venta, y el desmantelamiento de una plantación indoor de entre 80 y 100 plantas de marihuna. Destaca, así mismo, la interceptación de más de 50 gramos de sustancia en polvo, aún por determinar a la espera de su análisis.

Los investigadores sospechan que ambos individuos pudieran dedicarse al menudeo de ambas sustancias en las localidades en las que residían, si bien, utilizarían la finca de los afectados como centro de producción y tratamiento de sustancias al estar en una zona apartada y poco transitada, siempre según la información de la Policía.