Imágenes de la búsqueda de David Cabrera.

2

Los equipos de búsqueda descartan que el barranquista desaparecido durante la borrasca 'Gloria' esté todavía en el cauce del Torrent de na Móra y centran ahora la búsqueda en la desembocadura del mar.

Este viernes, el delegado del Gobierno en funciones, Ramón Morey, y el jefe accidental de la Guardia Civil, el teniente coronel Antonio Orantos, coordinaron in situ el gran operativo para encontrar a David Cabrera Fernández.

El dispositivo comenzó a primera hora de la mañana de este viernes, en el Port de Sóller, con la presencia de numerosos guardias civiles, bomberos, voluntarios y técnicos del 112, que utilizaron un dron para buscar desde el aire.

Un dron busca en el mar al barranquista desaparecido en Mallorca

Coordinadores

Noticias relacionadas

Se da la circunstancia de que los dos encargados del dispositivo - el cabo Jacobo Soterras, jefe del Grupo de Montaña, y el sargento Juan Carlos Sunyé, responsable de los submarinistas de los GEAS-, estaban de vacaciones el lunes, cuando desapareció el barranquista. Sin embargo, los dos guardias civiles renunciaron sin pensarlo a ellas y se incorporaron sin demora.

Las esperanzas de encontrar con vida al campeón de apnea de Baleares se han reducido dramáticamente. En los primeros días, dado el gran estado físico de David y su amplia experiencia, la Benemérita barajó la posibilidad de que estuviera aislado en alguna zona rocosa, próxima al torrente. Ahora que ese tramo ha sido peinado palmo a palmo, esa hipótesis pierde mucha fuerza. «Aún así, la esperanza es lo último que se pierde», explicó Sunyer, al tiempo que añadía: «No sé cuántos días más durará la búsqueda».

Una psicóloga del 112 estuvo este viernes en la base naval del Port de Sóller y respaldó a la familia, en estos momentos tan angustiosos. También participaron en el despliegue voluntarios y amigos de David Cabrera, que es una persona muy conocida y querida en la Isla.

Por su parte, continúan también los trabajos para localizar a dos personas desaparecidas en Ibiza, tras haberse hallado este jueves en el mar la chaqueta de una de ellas.